COVID-19 Medidas implementadas para la seguridad de nuestros asociados y equipo Más Información
  • Gel hidroalcohólico
  • Control de temperatura
  • Uso de mascarillas
  • Reserva actividades
  • Limitación de aforo
  • Distancia de seguridad
  • Desinfencción instalaciones
  • Ventilación Instalaciones
H Healthy

Vuelta Vacaciones

La vuelta de vacaciones suele ocasionar en muchas personas diversos conflictos y es que volver a la rutina diaria del trabajo no es una tarea fácil. No te preocupes porque aún estás a tiempo de realizar la puesta a punto para que el shock postvacacional no sea tan grande.

Lo primero que debes hacer es dejar de lado los excesos, sean del tipo que sean, y para ello tienes que ser consciente de tu responsabilidad para dejarlos marchar y trazar un plan de acción para recuperarte.

1. Empieza por tu cuerpo

Te será más sencillo recuperar tu equilibrio mental ya que notarás los efectos positivos de realizar ejercicio físico, cuidar tu alimentación y sueño, los notarás de inmediato.

2. Sigue con tus emociones y pensamientos

El estado mental se compone de lo que piensas y de lo que sientes, reflejándose en tu cuerpo como mente inconsciente. Practica la empatía emocional, es decir, ponte en el lugar del otro emocionalmente para comprender lo que siente y a partir de ahí retomar la relaciones de una forma más enriquecedora.

3. Y si la vuela a la realidad te entristece...

Si sientes tristeza o ansiedad sólo con solo pensar en volver a tu trabajo y/o retomar tus obligaciones, es el momento de pararte a reflexionar lo que tu emoción te tiene que contar y a partir de ahí actuar.

4. ¿Cómo conseguir los objetivos deseados en el trabajo?

Por ello, define tus próximos objetivos profesionales y es que pasar de tener en la mente una preocupación a un reto bien definido es vital para recuperar el equilibrio mental en el trabajo. Los retos te motivan a pasar a la acción con la responsabilidad puesta en ti mismo y en lo que está en tu mano hacer para lograrlo.

5. Date un margen para incorporarte a la rutina y no te castigues

Para evitar que el estrés haga su aparición, incorpórate de forma progresiva. Si tratas de volver a la rutina de golpe para «aprovechar más el tiempo», es probable que suceda lo contrario y que paradójicamente te lleve más tiempo.

Además de tener paciencia contigo mismo practícala con los que te rodean, recuerda que ellos -al igual que tú- también están incorporándose de sus vacaciones.